martes, 21 de noviembre de 2006

La TDT de marras.

Hola de nuevo.

Todo el mundo está con lo de la TDT que no "defeca". Que si no sé cuántos canales, que si aquí dan todas las series viejas, que si los deportes... Y si a esto le unimos que en un tiempo muchos nos vamos a quedar sin tele (a mí no me preocupa, porque la uso poco)...

Pues aprovechando un aniversario familiar, nos hemos lanzado a la compra/regalo de un decodificador de TDT. Podríamos haber ido a la caza de una tele debidamente preparada, pero considero que el mercado está muy verde aún, y que la tele que tenemos en casa apenas tiene 2 años. Luego viene el hecho de que si bien aún tenemos tele analógica, a la que nos demos cuenta ésta desaparece, y el vídeo VHS (que apenas tiene 3 años) que hoy en día usamos para grabar aquellas series y cosas que no podemos ver, dejará de ser útil. La solución, un decodificador TDT con sintonizador doble y grabación en HD incorporado.

Suena raro, sí... sobre todo porque cuando vas a un centro comercial acreditado y les mencionas semejante aparato y ponen caras raras. Bueno... en un importante centro comercial galo que no es FNAC ni Alcampo promocionan desde hace tiempo un aparato de acreditada marca alemana y que viene a hacer más o menos lo que yo pedía... pero a un precio del siglo pasado. Y a la que rebuscas por Internet, encuentras unos cuantos aparatos orientales que hacen lo mismo más o menos por la mitad de precio.

Pues nada, que me he arriesgado y he ido por la vertiente oriental, comprando el más barato de todos, en una web donde nunca había comprado, pagado por transferencia y todo eso... y me ha llegado en una semana. Ayer llego a casa todo contento, con el paquetito, y me dispongo a probarlo de inmediato.

De entrada, ya no sé dónde ponerlo. La zona de la tele del comedor es la que mayor densidad de cables tiene de toda la casa: tele, vídeo, DVD, cadena HI-FI, etc... La instalación podrá quedar curiosa, pero necesitaré cables, un montón... pero yo quiero probarlo ya, así que desconecto la antena de la tele, la pongo en el decodificador, conecto éste a la red eléctrica, y los cables de salida de vídeo compuesto y los 2 canales de audio (tengo que comprar otro cable SCART) a la entrada lateral de la tele. En display del decodificador pone "scan", y en la tele hay un mensaje que me pide paciencia, en español, y con una barra de progreso que va "progresando". A la que éste llega al 100%, ¡zas! empiezo a ver Barcelona TV.

¡Qué alegría! ¡Qué alboroto! ¡Ya tengo TDT en casa y nada se ha roto! (¡qué mala la rima!)

Bueno... no me voy a enrollar en exceso. En total se sintonizan unos 33 o 34 canales, y no se cuántas emisoras de radio. Hay todos los canales de ámbito estatal y autonómico y algunos locales, y además, de regalo, canales 'pseudotemáticos' derivados de los anteriores, como series, deporte, música, noticias... La calidad de imagen es soberbia, como un DVD, y la de audio también está bien (bueno, salvo el problema con TV3, que no se oía, y era porque el aparato estaba en 'español' y no en 'catalán'). Voy probando cosillas del menú, del mando... para acostumbrarme a esto y dar el posterior cursillo pertinente a los de casa.

Ahora vamos a lo bueno, al grabar. De entrada, es tan sencillo como pulsar el botón de grabar... y luego, para verlo, el de reproducir. La calidad es idéntica a verlo en directo. Desde el EPG (la guía de programación) también se puede hacer que el aparato se ponga a grabar automáticamente un determinado programa, o de que te avise cuando empiece. Pero ahora quiero probar lo que realmente me interesa, el 'timeshift': esto es, que estoy viendo la tele y me llaman por teléfono, y no quiero perderme lo que estaba viendo. Pues nada, pulso el botón de pausa () y la imagen se queda congelada, mientras aparece arriba una barra de progreso que va creciendo. Cuando por fin me dejan en paz, pulso el botón de reproducir (>), y la imagen de descongela y la barra de progreso se pinta de otro color, mientras la anterior sigue creciendo. Total, que no me he perdido nada... ¡Qué bien! ¿Que hay un corte publicitario? Pues pulso avance rápido (>>) para pasarlo. La diferencia entre las 2 barras de progreso se reduce. Y así se va reduciendo hasta que por fín deja de grabar y veo el programa en tiempo real. ¡Gran invento!

Respecto al surtido que nos ofrece la TDT, se nota que la cosa es experimental, porque tenemos lo mismo que en la analógica más alguna cosa temática y unos canales en pruebas que nadie sabe qué ofrecerán. Y luego está el sistema MHP (creo que se llama así), que es la tele interactiva esa que va por la línea telefónica, que esa sí que podría tener algo de gracia, pero que tal como están hoy en día las comunicaciones, mal futuro le veo...

En resumidas cuentas: se ve bien, se oye bien, esto del disco duro es un gran avance... y nada más. Seguiremos a la espectativa.

Hasta la próxima.