lunes, 4 de diciembre de 2006

Y ahora he sido turista en mi propia ciudad

Barcelona panorama
Barcelona vista desde la Sagrada Familia.

Pues sí... Es una cosa con la que siempre he bromeado con los demás. Me he jactado de viajar mucho (bueno, no tanto, pero sí más que la mayoría) y no conocer mi propia casa. Pues lo cierto es que este domingo (un día menos que el que marque la publicación de este artículo), me he visto obligado, con agrado, a actuar de cicerón de un amigo que este verano hizo lo mismo para mí y los míos en su tierra: o sea, devolverle el favor.

Y es una cosa en sí muy agradable, porque conoces más del sitio donde vives, y encima se lo explicas a otra persona, para satisfacción de ambos. Doble favor.

De entrada, para los que hayais visto mi perfil soy de Barcelona, lo que hace que sea algo complicado hacer de guía turístico. Además, se complica la cosa al coincidir con los temidos puentes de la Constitución y la Concepción, por lo que el "invitado" dispondrá de mucho tiempo... Pues nada, ¡vamos a enseñarle Catalunya entera!

Difícil tarea... A pesar de haber viajado tanto fuera de casa, resulta que me doy cuenta de que mi casa es muy compleja y diversa. Pues empezaremos suave, con ver el barrio y el centro será suficiente para el primer día.

Hace 12 años que vivo a 4 calles de la Sagrada Familia, y hoy mismo me he disfrazado de turista, con mi cámara al cuello (las bermudas y la camisa floreada no venían mucho a cuento por tratarse de un 3 de diciembre, y estar ya en marcha la feria de Santa Llúcia de la Plaza de la Sagrada Familia). Bueno... que me lo he pasado pipa. Que Gaudí era un genio, cosa que ya sabía de antemano, pero que hoy he llegado a comprender más profundamente (basta ver mis últimas fotos en Flickr, en los enlaces que hay a la derecha, que hasta he abierto un Set dedicado a Gaudí). Eso sí... antes de ver y tocar nada de su obra, hay que visitar el museo que hay abajo, por el lado de la Fachada de La Natividad (C/Marina). Primero hay que comprender al artista para luego disfrutarlo.

Luego hemos seguido una ruta ya clásica en Barcelona: Catedral, Pça. Sant Jaume (por el Bisbe), Avinyó, Rambles, Ferran, Via Laietana, Sta. Maria del Mar, Fossar de les Moreres, Passeig del Born, estación de Francia hasta donde acaban los bazares del puerto, Moll de la Fusta, Colom, Rambles, Portaferrissa, Pça. de la Catedral, y de vuelta a casa... (reportaje visible también el Flickr). ¡Me encanta enseñar mi ciudad! Eso sí, no han faltado mis momentos de crítica a las instituciones públicas.

Bueno, señoras y señores... hasta la próxima.