miércoles, 25 de julio de 2007

A dos velas


Iluminación medieval.

Una noche más nos quedamos a dos velas. El Conseller d'Indústria, sr. Castells, aseguró a mediodía que TODOS los abonados tendrían luz en horario valle. Por lo visto esa hora valle nunca llegó, porque yo soy uno de los afortunados 10.000 abonados que han pasado otra noche a oscuras, y en el momento que escribo esto ya se cumplen más de 46 horas del apagón.


Lucky people / Afortunados
Gente con suerte.


Ayer por la tarde salí a dar una vuelta por el barrio, y pude comprobar que hay gente más afortunada que yo, que tiene grupos electrógenos frente a sus viviendas. Las unidades más grandes y potentes están situadas en esquinas donde hay oficinas de entidades financieras. Las de mediano tamaño están frente a comercios importantes, y algunas de pequeño tamaño deben ser para personas importantes, porque están frente a portales de viviendas donde no hay negocios. Otros, como una ferretería o una zapatería, tenían sus ruidosos grupos electrógenos portátiles en la acera.


Saucepans night / Noche de cacerolas
La boca del lobo.


Al anochecer cayó la oscuridad en la calle, sólo rota por las luces de coches y motos, las linternas de los transeúntes o los carteles luminosos de algunos comercios que sí han dispuesto de suministro eléctrico desde el principio. Poco antes de las 22:00 empiezan a salir vecinos a los balcones aporreando cacerolas y otros utensilios domésticos.

En una finca vecina, que tienen luz desde el primer momento, sale una señora a increpar a los indignados vecinos que reclaman ayuda para salir de la oscuridad. Un poco más al norte, otro grupo de indignados vecinos cortan la Meridiana. Y mientras pasa todo eso, a 4 calles de mi casa, la Sagrada Familia luce como si nada.

Hoy me entero que el famoso apagón de Nueva York, del que ahora se cumplirán 30 años, ¡duró la friolera de 25 horas! Entonces, el de Barcelona vendría a ser el mayor apagón en una gran ciudad de toda la historia. Eso lo sabrá apreciar bien un neoyorquino de pro como Woody Allen.

También hoy es día de celebraciones: los 15 años de los JJ.OO. de Barcelona. No faltará electricidad en el Estadi Olímpic, pero puede que siga faltando en mi casa, para celebrar mi santo.

Saludos desde las tinieblas.