sábado, 10 de noviembre de 2007

Vacaciones 2007 - Capítulo 9: A orillas del río Tinto


Río Tinto

Dejamos la Sierra de Aracena y descendemos hacia la costa onubense, cruzando lugares tan conocidos como Valverde del Camino, o Riotinto. Nuestra primera parada será en La Rábida, en la desembocadura del río Tinto con el río Odiel, ya a las puertas del Océano Atlántico.

En La Rábida sólo vemos el monumento a las carabelas de Colón, un lugar muy recomendable para comprender los pormenores del descubrimiento, el antes, el durante y el después. En la entrada hay una sala de proyecciones, unas muestras de artesanía de las diferentes comarcas de Huelva, y una exposición de documentos y material relacionado con el descubrimiento. En el recinto exterior hay recreado un típico pueblo onubense del siglo XV, tal como sería La Rábida en aquellos tiempos. Cerca se encuentran atracadas las reproducciones a tamaño real de la Santa María, la Pinta y la Niña. Vale la pena subir a los barcos para darse cuenta de la proeza que significaría cruzar el Atlántico en aquellos tiempos, a la aventura, y a bordo de aquellos montones de madera con forma de embarcación. En el otro extremo de las instalaciones hay una recreación a tamaño real de cómo era la vida de los indígenas americanos que pudo encontrarse Colón en su primer viaje.

Remontando el curso del río Tinto, el siguiente lugar de visita es la población de Niebla, un lugar con muchísima historia. Coincidía esa semana con una feria de teatro y danza medievales, por lo que en el interior de castillo habían instalado un teatro con su escenario, sus butacas y sus camerinos. Vale la pena visitar el castillo porque está bastante bien señalizada y documentada la visita. En las mazmorras hay una interesante exposición de utensilios de tortura medievales. Una vez visto el castillo damos una vuelta por el pueblo, que a esas horas de la tarde está desierto por la siesta...

A media tarde nos volvemos a meter en el coche porque nos queda un largo camino hasta la siguiente parada, ya en la provincia de Málaga.

Aquí podeis ver mis mejores fotos de la zona del río Tinto.

1 comentario:

trapatroles dijo...

Totalmente de acuerdo con Santi.
La ciudad de Niebla en Huelva está cargada de historia y pasa desapercibida lamentablemente. Está totalmente amurallada desde los árabes. La gente viaja a Marrakech a ver las murallas cuando NIEBLA es una joya que tenemos en casa. Además posee conventos, un puente romano e iglesias como la de la Granada levantada sobre la mezquita.
Saludos