viernes, 9 de enero de 2009

Año de nieves...


Esta foto corresponde a cómo amaneció Barcelona el día después de Reyes, concretamente la montaña del Tibidabo, con la basílica y el parque de atracciones, y la hice desde el mirador de Horta cuando me dirigía al trabajo.

El 6 de enero los Reyes Magos repartieron regalos a niños y mayores, pero a todos los catalanes nos regalaron una gran nevada. Si bien suele nevar en puntos altos del interior de Catalunya, es más raro que la nieve llegue a las cotas bajas de la costa, como en el caso de Barcelona, que además tiene un microclima especial y la temperatura es algo más alta que en los alrededores. Y el 6 de enero nevó generosamente en casi toda Catalunya. Por suerte era un fenómeno previsto y no se produjeron incidentes.

En el otro lado de la sierra de Collserola, detrás del Tibidabo, la nieve era más abundante, pero no pude parar para hacer fotos. Incluso esta mañana, 2 días después de esta foto, había restos de nieve en la orilla de la carretera y sobre parte de la vegetación, en los rincones sombríos, aunque la temperatura ya era notablemente más alta que en días anteriores.

Ayer nevó en Aragón y en Euskadi, y hoy la nieve ha llegado a la Comunitat Valenciana, a Castilla-La Mancha y a Madrid. El año 2008 se despidió con una gran crisis financiera, y se espera que en el 2009 suframos en carne propia los efectos de ello. De hecho ayer se anunció que la cifra de paro en España es la más alta de la historia, y la producción industrial y el consumo han bajado notablemente. Pero por otro lado también se dice que "año de nieves, año de bienes"...