jueves, 1 de septiembre de 2011

Deseñalización


Obedience / Obediencia
Originally uploaded by . SantiMB ..



¿Cómo? ¿Tanto tiempo el blog en silencio y de golpe dos posts seguidos? Pues sí señoras y señores, así pasan las cosas, y el motivo de este post es la mala, malísima señalización de las carreteras catalanas, que yo ya conocía pero que hoy he descubierto que no se corrige sino que empeora.

A mi juicio y dados los kilómetros recorridos por carreteras de otras comunidades españolas y del extranjero, la señalización de las carreteras de Catalunya es sin duda la peor. Si no tienes un navegador GPS estás perdido, literalmente. Señales mal ubicadas, señales infinitamente pequeñas que no se ven si no te plantas a un palmo de ellas, y señales inexistentes. Sí, el navegador GPS es la salvación, pero siempre que por obras no te cambien las conexiones entre carreteras, y esto es lo que me ha pasado esta mañana.

Hoy es primero de septiembre, y ante el cambio de horario de la jornada laboral y el posible aumento de tráfico por la vuelta al trabajo de mucha gente, he elegido ir de Barcelona a Sabadell por el cementerio de Collserola, para evitar así el temido nido de la Trinitat, una especie de agujero negro que absorbe los vehículos que entran y salen de Barcelona por ese punto y los envía a otra dimensión: la de la desesperación y la de llegar tarde a los sitios. Este atajo me permite llegar al trabajo en 35-45 minutos, cuando por el nudo de la Trinitat puedo tardar entre 25 y 210 minutos en recorrer los 25km que me separan de la oficina.

De todos los vecinos de la zona es sabido que se están haciendo unas faraónicas obras en la C-58, autopista del Vallés, para la implantación de un carril VAO que por lo visto irá por los aires. Las obras van al ritmo adecuado a los dos operarios que siempre veo están trabajando allí. Posiblemente acaben antes la Sagrada Familia. Pues bien, algo deben haber hecho estos dos operarios durante el mes de agosto porque cuando he ido a coger la C-58 en dirección a Sabadell desde la N-150, en Montcada i Reixac, me he encontrado dentro de la C-58 de regreso a Barcelona, al temido nudo de la Trinitat. Han eliminado el enlace hacia Sabadell sin señal alguna, o al menos sin señal claramente visble y con la suficiente antelación. Lo normal en estos casos es colocar un gran panel amarillo con un símbolo explícito de incorporación anulada y con la alternativa propuesta, pero yo no recuerdo haber visto nada parecido antes de ese punto. De hecho me ha extrañado ver la zona tan limpia y arreglada después de tantos meses de obras bajo el puente de la C-58 sobre la N-150, punto donde se encuentra este enlace. Mañana volveré a pasar por allí con más tiempo para comprobar si estoy perdiendo vista o reflejos.

Pues nada, me he tenido que comer el atasco matinal de entrada a Barcelona, salir de la Ronda Litoral por Santa Coloma para hace el cambio de sentido, y volver a salir de la ciudad comiéndome el atasco de salida. Por suerte aún no hay los habituales atascos de colegio (¿los niños conducen?) y he podido recuperar parte del tiempo perdido sorteando coches en plan persecución americana. Sólo me ha faltado poner el coche a dos ruedas para pasar entre los demás como las motos.

En resumidas cuentas, un cero más para la señalización de las carreteras catalanas. Los señores de Mobilitat deben viajar poco, o hacerlo fuera de Catalunya. Mi consejo a todos aquellos que quieran moverse por carretera en Catalunya es que vengan con un buen navegador GPS y con la cartografía debidamente actualizada... y preparados para inesperadas sorpresas.


2 comentarios:

DaniT20 dijo...

Jajajaja... y yo me quejo de los atascos y las obras de Madrid.

Santi dijo...

Igual la falta de señales es por los recortes, pero yo recortaría los "eggs" a más de uno.